¿Me das un consejo para ser blogger? (1ª parte)

Lo sé, lo sé… Mi última actualización fue el segundo día de este año, y ha pasado más de una semana, pero más vale una semana después que nunca, ¿verdad? Sobre todo por el tema que nos ocupa: el blogging. Con este post pretendo atender, parcialmente, las solicitudes de consejos que me habéis hecho algunos. La blogosfera no es país para viejos.

Y como es habitual en mí, primero debo hacer una aclaración: lo que van a leer es mi opinión personal, basada en mi experiencia como blogger. Quiero decir que soy consciente de que dichos consejos no provienen de una gurú o “egoblogger”, ni pueden utilizarse como un manual de blogging. Dicho esto, pongámonos manos a la obra.

Ah, una cosa más: hoy sólo veremos unas pinceladas sobre el arte de bloguear. Y digo arte porque no es una actividad que se pueda tomar a la ligera, ya que requiere de tiempo, dedicación y mucho cariño. No es una obligación en sí, pero en cuanto seas consciente de que tienes una audiencia, te deberás a ella. Porque no me dirán que quieren un blog para autocontemplarse. ¿Verdad que no? Uf, estoy a punto de irme por las ramas y empezar a disertar, para variar, sobre el “egoblogging“. Pasapalabra.

Trabajemos en función a unas cuantas preguntas:

1ª) ¿Por qué quiero un blog? Si pretendes entrar a la blogosfera porque eres de los de “culo veo, culo quiero“, olvídalo. Te acabarás cansando, y la cosa no está como para perder el tiempo. Si por el contrario tu afición es compartir tu opinión sobre una o varias materias, difundir conocimientos o bien hablar de tu vida (“compartirte”), bienvenido seas.

2º) ¿Por dónde empiezo? Piensa un nombre que te identifique ya que será tu sello personal. Imagínate la conversación de dos tuiteros comentando tu blog, dirán algo así como: “sí, menganito, el que habla en su blog sobre…”. No imaginas la importancia que tiene un buen nombre. Si tienes un nick cañero, prueba a usarlo. Eso hice yo, aunque mi primer blog no se llamaba así. Pero ésa es otra historia (¿veis la mala costumbre del bloguero de acabar hablando de sí mismo? Si es que… Estamos todos cortaditos por la misma tijera, je).

3º) ¿De qué va mi blog? Esto me recuerda a una sugerencia que me hizo una amiga cuando le pregunté cómo escogió su doctorado: piensa en qué eres experto. Y con experto no me refiero a que tengas un máster, sino que busques aquellos temas en los que te manejes, te sientas cómodo y “suelto”. Es más, si no quieres complicarte la vida, cuéntanos tu día a día -un blog personal, vamos-. Eso sí, dale un poco de picardía o hasta te aburrirás tú mismo.

4º) ¿Cómo se crea un blog? Siento deciros que éste no es el momento de tratar temas de instalación, etc. Pero es de rigor que comente algo: Blogger o Wordpress.com. Blogger es la plataforma perfecta para una primera toma de contacto. La instalación es sencilla y hay miles, no, millones de plantillas para que tu blog esté hecho a tu medida. En el caso de WordPress, las opciones son amplias, quizás un poco más avanzadas, pero tampoco para volverse loco. Más adelante, con el tiempo, querrás tu dominio propio (.com, .es, .net., etc.) y acabarás mudándote a un hosting de pago para toquetear e instalar muchos plugins. Pero, repito, éste no es el momento.

5º) ¿Cómo rompo el hielo? Escribe un post presentación comentando de qué va el blog y qué recursos utilizarás (textos, imágenes, vídeos, ilustraciones, etc.). También es fundamental que cuentes a tu futura audiencia quién eres, a qué te dedicas y por qué quieres un blog. Invita a que participen y promociona tu espacio en las redes sociales y tu círculo más cercano. No te cortes si quieres recibir retroalimentación. Sea cual fuere el motivo por el que te hayas decidido a ser blogger (yo lo hice para mejorar mi escritura mientras cursaba Periodismo, y miren lo que ha llovido), necesitas escuchar a los demás. Ahora bien, te costará sudor y lágrimas consolidarte, conseguir participación y que tu blog suene bien alto. Pero estoy segura de que tú eres de los valientes; es decir, de los míos.

Hasta aquí la primera parte. En una segunda hablaremos de lenguaje, estadísticas, comentarios, publicidad, etc. Sean buenos hasta entonces.

2ª parte de ‘¿Me das un consejo para ser blogger?

  • te sigo…

  • Pingback: Tweets that mention ¿Me das un consejo para ser “blogger”? (1ª parte) | Malalua, por Ylka Tapia -- Topsy.com()

  • exe

    Sobre todo escribir lo que realmente pienses, sin trampa ni cartón y no tener miedo al error, los buenos lectores quieren ante todo sinceridad. Un saludo!

  • ylka

    jorgogi: yo a usted también… 😛

    exe: ¡cierto! Hablaré de ese tema en la próxima entrega. ¡Gracias por el apunte!

  • Al igual que la autora de este post,me atrevo a decir: ésta es solo mi opinión,pero a poca gente conozco tan entregada a su blog como Ylka. Eres inspiradora, y ya he tomado nota de esta parte del post. Espero con ansia una segunda parte y …cuantas partes vengan,por supuesto!

  • Al final se resume en prueba y error,prueba y error y así todo el rato ^^ y ser claro y trasnparente of course.

    • ¡Cierto Joseba!

  • ylka

    ¡Gracias JotaDakota! Vas por muy buen camino; me está gustando mucho tu blog ^^