¿Me das un consejo para ser “blogger”? (2ª parte)

Tras este corto periodo de reflexión, entre el primer post y éste (tres meses de nada, je), toca continuar hablando de cómo ser blogger y no tirar la toalla. Dado que la primera entrega tuvo relativo éxito, no seré yo quien les prive de seguir ahondando en el universo blogueril, a través de mi corta experiencia (7 años) como bloguera.

Como no tengo muy claro por dónde empezar esta segunda parte, retomo el hilo del final de la primera. Supongamos que ya tienen montado el blog, con un diseño medianamente aceptable. Sin querer profundizar mucho en este aspecto, les sugiero que tiendan a la sobriedad, pero sin renunciar a sus gustos. Me explico: si te gusta el color rojo, por ejemplo, prueba a poner el título del blog en este color, pero no el fondo, ya que la idea es que no salgan espantados los potenciales seguidores. Moderación, señoras y señores. Nunca está de más echar un vistazo a las bitácoras de nuestros blogueros preferidos, pero jamás, jamás, copien un diseño en su totalidad. Una cosa es inspirarse y otra es calcar.

  • Actualizaciones: ¿Ya has publicado tu post presentación? Ahora toca comenzar a actualizar con cierta periodicidad. Es común que al principio nos volvamos locos actualizando. Con el tiempo, irás reduciendo el número de artículos, pero todo dependerá de la temática y objetivos que te hayas propuesto. Si es un blog empresarial o corporativo, una media de 2-3 posts por semana sería lo ideal. En al caso de los personales, mínimo 1. ¿El máximo? No existe. Es lo que tiene la blogosfera. Si dicen que en Facebook y Twitter debemos ser moderados, en tu blog puedes hacer lo que te dé la gana (y en los dos primeros también, faltaría más). Soy partidaria del libre albedrío en todo lo que se etiquete como “personal”.
  • Lenguaje: he aquí el quid de la cuestión de todo bloguero. ¿Cómo debo dirigirme al personal? Los hay que tienden a ser totalmente informales. Tanto, que los “xD” abundan en sus textos. Ni tanto ni tan poco. No tenéis por qué ser muy rígidos en la expresión. Con tan sólo respetar las normas de ortografía y una exposición clara y coherente, basta. Pero sí quiero incidir en un aspecto: las faltas de ortografía. No sabéis la cantidad de lectores que perderéis si éstos, nada más empezar a leer un post que les ha interesado de antemano, se encuentran una falta como una casa. Ahora bien, una cosa es una errata, que todos cometemos bastante a menudo (sobre todo los gafapastas, como servidora), y otra un error clamoroso de ortografía. Así que, ojito. Utilizad varias veces el corrector de Word, que con un repaso no es suficiente.
  • Comentarios (feedback): muchos blogueros asumen que tener comentarios es sinónimo de éxito. Sí y no. Con esto de las redes sociales, los usuarios se han vuelto un poco vagos a la hora de comentar. Sobre todo si tienen que poner nombre, email, website… Un poco más y les pedimos el DNI. Está claro que los blogueros que reciben comentarios se sentirán satisfechos, pero no es algo que termine de medir nuestro “ROI” (beneficios que se obtienen a través de una inversión. Es un concepto del marketing que yo aplico a este texto porque quiero). Sobre todo si parte de los comentarios provienen de tu madre, hermana, mejor amigo… No, tampoco eso. Pero oigan, que nunca está de más que la familia opine. Igualmente, si publicas el enlace en tu perfil Facebook es probable que comenten en la propia red social. Por lo tanto, los comentarios tendrán el valor que tú les quieras dar. En mi opinión, deben servirnos siempre para crecer como blogueros. Por tanto, siempre tienes que contestar los comentarios. Siempre. A no ser que seas un “gurú” endiosado, evidentemente.

Y tampoco te vayas a torturar si has recibido una crítica. Hay mucho motivos para que alguien despotrique de tu aportación, entre ellos, el propio hecho de ser un troll: personaje, ocioso generalmente, que no tiene nada mejor que hacer que incordiar. Aunque también los hay que asumen que todo comentario negativo proviene de trolls y no aceptan que quizás sí les están haciendo una crítica más que justificada. Hay de todo en la viña de la blogosfera. No obstante, si quieres potenciar un feedback directo, dentro del propio blog, prueba a introducir herramientas tales como Facebook Connect, Twitter Connect, Disqus, etc. Estas herramientas (plugins en WordPress) dan la posibilidad de que los usuarios utilicen sus perfiles y así comenten más cómodamente (y si aceptan enviar el mensaje a sus cuentas, el efecto viral está asegurado). Siento no entrar en detalles, se me iría el post entero en ello.

  • Ya que hablamos de si los comentarios miden o no el éxito de tu blog, las estadísticas te darán muchas respuestas. Te dirán, incluso, qué tipo de usuarios acceden a tu blog y qué quieren de ti. Una buena herramienta es Google Analytics. A través de un código que tienes que insertar en la cabecera de tu blog, podrás descubrir cosas muy interesantes: cuál es el contenido más visitado, a través de qué palabras clave llegan a tu espacio, cuánto tiempo le dedican a leer tus post, etc. De esta forma, podrás seleccionar qué temas vas a continuar desarrollando, ya que son los que más gustan. Personalmente sé qué es lo que más demandan de Malalua, pero no por ello me limito a tales contenidos. ¡Se siente!
  • Vaya, que este post se me está alargando más de lo debido. Mira por donde, otro aspecto a tener en cuenta: la extensión y el etiquetado. Un texto medianamente decente debería albergar mínimo 200 palabras, siendo el ideal 400. ¿Por qué? Si los usuarios son vagos para comentar, imagínense para leer. 600 palabras ya empieza a ser largo, no te digo 1000 (¿cuántas palabras tendrá éste?). En conclusión: brevedad. Hoy en día se aplaude lo breve, en parte debido a los “trillones” de páginas que queremos devorar. Respecto al etiquetado, pon aquellas palabras a destacar en negrita. En lenguaje llano, que no SEO, es decirle a Google a través de qué palabras pueden llegar lectores a tu blog cuando utilicen el buscador. Y enlazando con esto último, concluyo esta segunda parte con este consejo: compra un dominio. Cuesta menos de 7 euros al año, serás premiado por los buscadores y por aquéllos que quieran seguir tu rastro.

Nos vemos en el próximo capítulo si así lo desean…

  • muchas gracias por seguir!!!
    me ha gustado mucho, pondré en práctica algunos d elos consejos que das como poner lo de facebook y twitter connect, si le podrías echar un ojo al diseño de mi blog te lo agradecería mucho, (littlecris.com) Un saludo

  • muchas gracias por seguir!!!
    me ha gustado mucho, pondré en práctica algunos d elos consejos que das como poner lo de facebook y twitter connect, si le podrías echar un ojo al diseño de mi blog te lo agradecería mucho, (littlecris.com) Un saludo

    • Ylka Tapia (Malalua)

      ¡Gracias por tu comentario! Respecto a tu blog, vas por buen camino 😉

  • Muy interesante!! Gracias!

  • Muy interesante!! Gracias!

  • Muy interesante!! Gracias!

    • Ylka Tapia (Malalua)

      Gracias a ti Julieta, espero que te sea de utilidad 😉