#Danonetrip, redescubriendo Danone Canarias

Visita Danone Canarias

De esta ‘guisa’ visitamos las instalaciones 😉

[L]os que me seguís por Twitter sabéis que la semana pasada estuve ‘tuiteando’, con el hashtag #Danonetrip, una visita organizada por Danone Canarias a sus instalaciones, a la que fui invitada junto a algunos profesionales de los medios sociales en las Islas. No solo recorrimos las instalaciones, también nos explicaron su comunicación digital y aspectos relacionados con su historia y elaboración de productos. La visita culminó con un delicioso almuerzo en el restaurante Tajinaste del Hotel Escuela de Santa Cruz de Tenerife (imagen del menú al final del post), donde compartimos impresiones sobre esta y otros temas de interés.

En esta entrada solo comentaré algunos elementos de la estrategia comunicativa de la empresa; si queréis saber cómo transcurrió la visita, os recomiendo la estupenda crónica de Obe. 

 

La comunicación digital de Danone Canarias.

Resumen de la exposición de María Hernández, responsable de las comunidades online de Danone Canarias. 

Me gustaría destacar la comunicación digital de la compañía, que empezó el año pasado, siendo su punto de partida una web corporativa con su correspondiente newsletter. Posteriormente, incorporaron otros canales para llegar a los consumidores que estuvieran en las redes sociales. Es decir, que a su estrategia convencional (spots, material PDV, anuncios en prensa, on pack, ‘danopromotoras’, eventos BTL) incluyeron un apoyo online que les brindó más posibilidades a la hora de targetizar por marcas y eventos. Unas acciones que ellos mismos califican de bajo coste, ya que son realizadas por su propio departamento de comunicación y marketing.

Por otra parte, una de sus campañas más populares y cuyo éxito se refleja en su perfil en Facebook esEmbajadoras Activia‘. Teniendo en cuenta que las redes sociales son eminentemente femeninas, Danone Canarias apostó por una imagen de marca muy fuerte, siendo la cercanía uno de sus principales valores. El 86 % de los usuarios de esta campaña son mujeres, por lo que sus principales mensajes comunicativos tratan sobre hábitos saludables, nutrición, etc., con el objetivo de ‘adelantar expectativas’ antes de acudir al lineal de venta.

‘El ADN de Danone’.

En la segunda parte de la visita, nos explicaron el denominado ‘el ADN de Danone’.

Otro de los temas tratados y que me llamó poderosamente la atención fue el valor de la empresa. Ellos afirman que su principal misión es que sus productos sean superiores, filosofía que denominan ‘el ADN de Danone’: cada uno de ellos debe tener el mejor sabor, presencia y beneficios para la salud; en resumen, «llevar salud a través de la alimentación» —valores diferenciales que forman parte de la estrategia para competir en un mercado sobresaturado de productos lácteos. La empresa pretende ser relevante para la salud pública y en los gustos de los consumidores.

Por último, Danone incide en la importancia de sus cuatro ejes para sostener la credibilidad:

– relevancia del beneficio.
– impacto en los comportamientos.
– ciencia potente.
– coherencia nutricional.

Unos ejes que tienen muchísima importancia en la lucha contra la obesidad infantil (1 de cada 3 niños tiene sobrepeso entre los 7 y 11 años), lo que ha llevado a la compañía a reformular todos sus productos para contribuir a esta y así continuar desmarcándose del resto.

Como veis, la visita no pudo ser más fructífera. Desde aquí felicito al equipo de comunicación y marketing por esta educativa iniciativa.

Ah, y los Activa están deliciosos. Doy fe de ello.

Extra: menú degustado en el restaurante Tajinaste del Hotel Escuela de Santa Cruz de Tenerife. 

Ensalada canaria, presa de ternera con salsa de setas y brocheta de fruta tropical con helado de dulce de leche. Todo ello acompañado de vino tinto ‘Mencey Chasna’. 

  • Genial post Ylka, mil gracias por la mención, ojalá coincidamos en otro evento pronto.

    … y sí, qué buenos están los Activia, ja,ja!!

    saludos

    • Ylka Tapia

      ¡Gracias por pasarte Obe! Tu entrada sí que está genial. Ojalá coincidamos en otro, sí. ¡Un abrazo enormeee!