Juicio en línea

La inexperiencia y la limitada capacidad de autorregulación de los adolescentes les hace creer que Internet es algo más que un recreo: albergan un sentimiento de pertenencia al que se ven obligados a estar permanentemente conectados para evitar la ansiedad. Mantienen conversaciones con familiares, amigos y desconocidos que no tienen fin; y nunca están del todo solos —siempre publican una actualización contando qué hacen o dónde están—, cuando es una necesidad básica la intimidad y desconexión para el autoconocimiento.