Manual básico para bloguear

Cinco son las preguntas que todo aspirante a bloguero debe formularse antes de aventurarse a tener su propio medio digital, ya que este requiere de dedicación y esmero. He resumido las indispensables, las que te ayudarán a llevar a buen término tu aventura en la blogosfera. Pero, como todo en la vida, la constancia es la clave del éxito.

El lenguaje y la Red

iPhone 4

[E]xiste una creencia errónea respecto al buen uso de la lengua en los medios sociales, sobre todo en las redes más populares, tales como Facebook, Twitter, Tuenti, etc. Aquellos que creen que se expresan correctamente no asumen que el lenguaje es un órgano vivo, que evoluciona y se enriquece de los usos de los hablantes (‘la productividad’, propiedad del lenguaje humano, nos hace capaces de crear estructuras lingüísticas infinitas). Por ello, es inevitable que un medio como la Red esté modificando sustancialmente las reglas del juego.

El diálogo en los medios sociales propicia que los textos posean una vida más larga, ya que han dejado de ser discursos unilaterales, ahora la escritura es pública; no como en siglos anteriores que se reservaba a ciertos grupos sociales formados por periodistas, escritores, profesores, traductores, por citar a unos pocos.

«El lenguaje humano es único y nos hace únicos».¹

Continue reading “El lenguaje y la Red”

Del sentido común y algunas estupideces

[U]no de los tantos aspectos positivos de poseer un perfil personal es que puedes publicar lo que te dé la gana, le guste o no a tus ‘seguidores’ o ‘amigos’. Me explico: si no posees atípicas pretensiones, no atiendas, si no te apetece, a manuales de comportamiento. Porque el sentido común es un poderoso aliado: si te sigue el jefe, no hables sobre el curro; si te dedicas a la comunicación, abstente de opiniones políticas radicales o comentarios indecorosos; si no quieres que tu ex o acosador sepa dónde estás, no realices check-in público; si tu currículo es incierto, evita barnizar tu biografía, etc. Es decir, que tú estableces los límites de la exposición pública. El alcance de tus mensajes es potencialmente peligroso si desconoces o ignoras la necesidad de dichos límites.

Sólo hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana; y no estoy seguro de la primera, acentuó el genio de Einstein. Y ejemplo de ello, es que hemos participado en más de una ocasión en la feria de la carne¹ de los medios sociales: nos destripamos los unos a los otros como si ostentáramos alguna especie de autoridad moral sobre el resto. Tela marinera.

Continue reading “Del sentido común y algunas estupideces”

De lo nuclear

Artículo publicado en www.redixit.com.

El constante flujo de información en las redes sociales sobre la catástrofe nuclear de Japón, evidencia que cualquier hecho noticioso es susceptible de ser tergiversado y cuestionado. Sobre todo si los medios de comunicación tradicionales, porque de masas ya tienen poco, optan por varias posturas claramente diferenciadas:

1) magnificar los hechos para hacer de ellos un uso sensacionalista.

2) suavizar la información para favorecer a los que dictan su línea editorial.

3) dar voz a los que han vivido el acontecimiento en carne propia.

Está claro que las dos primeras son las que echan por tierra cualquier intento de informar con rigurosidad a una sociedad que opta por buscar la noticia en Internet. ¿Y qué se encuentra? Realidad y ficción. Y digo ficción porque la imaginaria popular es muy dada a aprovechar estos grandes acontecimientos para captar la atención y hacerse notar; de ahí que la opulencia genere desinformación. Extraña dicotomía.

¿Qué hay de verdad en todo lo que está ocurriendo? Que la opinión pública cibernauta se opone a la energía nuclear. Una industria que es incapaz de prever desastres de esta índole pierde la credibilidad a pasos agigantados. Por mucho que físicos nucleares se esfuercen en la televisión por asegurar que es una fuente de energía limpia, cada vez que existe una fuga el mundo es contaminado por millones de partículas nocivas que desestabilizan su ya de por sí resquebrajado equilibrio.

Continue reading “De lo nuclear”

Hienas profesionales

Picaresca:

6. f. Forma de vida o actuación aprovechada y tramposa.

 

Afirmaba Charles Schulz (1922- 2000) que “no hay mayor peso para un ser humano que un gran potencial“. Con esta cita daba a entender que existen personas que conocen sus talentos pero que se sienten frustrados al no poder explotarlos. No es sólo una premisa presuntuosa, también encierra una virtud que se convierte en defecto si no se posee en su justa medida: ambición.

La ambición es un concepto ambiguo, a mi juicio, ya que asciende al éxito o condena a la desdicha. Para alcanzar metas, no sólo hay que ser virtuoso, deben darse ciertas circunstancias: estar en el lugar y momentos adecuados, contactos, etc. Oportunidades que muchos buscan desesperadamente, utilizando para ello estratagemas que, por desgracia, resultan sumamente efectivas. En este caso, me refiero a los trepas, el equivalente a las hienas en el reino animal.

Trepa= hiena.

Continue reading “Hienas profesionales”

¿Me das un consejo para ser “blogger”? (2ª parte)

Tras este corto periodo de reflexión, entre el primer post y éste (tres meses de nada, je), toca continuar hablando de cómo ser blogger y no tirar la toalla. Dado que la primera entrega tuvo relativo éxito, no seré yo quien les prive de seguir ahondando en el universo blogueril, a través de mi corta experiencia (7 años) como bloguera.

Como no tengo muy claro por dónde empezar esta segunda parte, retomo el hilo del final de la primera. Supongamos que ya tienen montado el blog, con un diseño medianamente aceptable. Sin querer profundizar mucho en este aspecto, les sugiero que tiendan a la sobriedad, pero sin renunciar a sus gustos. Me explico: si te gusta el color rojo, por ejemplo, prueba a poner el título del blog en este color, pero no el fondo, ya que la idea es que no salgan espantados los potenciales seguidores. Moderación, señoras y señores. Nunca está de más echar un vistazo a las bitácoras de nuestros blogueros preferidos, pero jamás, jamás, copien un diseño en su totalidad. Una cosa es inspirarse y otra es calcar.

Continue reading “¿Me das un consejo para ser “blogger”? (2ª parte)”

Pan y circo

Es en esta etapa, en este año convulso por la crisis económica y los sueños rotos, cuando pretendo mantenerme fiel a mis principios. Porque es ahora cuando brotan de la nada las “oportunidades”, de la chistera de los oportunistas. Para algunos, es un don la charlatanería, pero ni es mi caso, ni me interesa. De ahí que afirme, rotundamente, mi autenticidad. Que sí, oigan.

Les repito que ser fiel a uno mismo es un bien escaso a estas alturas de la película. Parecer ser que está de moda dárselas de “guay”, falseando el currículo o narrando aventuras imaginarias a los colegas. Supongo, espero e intuyo que en el “panem et circenses” (pan y circo) quedarán los cuatro gatos de siempre, los auténticos, aquéllos de vidas verificables. “You may say I’m a dreamer…“, como diría Lennon. Sí, táchenme de soñadora o en última instancia de purista, pero es lo que hay. No obstante, no pienso perder ni un segundo de mi tiempo en desenmascarar a nadie. Las mentiras, tarde o temprano, caen por su propio peso.

Continue reading “Pan y circo”

¿Me das un consejo para ser blogger? (1ª parte)

Lo sé, lo sé… Mi última actualización fue el segundo día de este año, y ha pasado más de una semana, pero más vale una semana después que nunca, ¿verdad? Sobre todo por el tema que nos ocupa: el blogging. Con este post pretendo atender, parcialmente, las solicitudes de consejos que me habéis hecho algunos. La blogosfera no es país para viejos.

Y como es habitual en mí, primero debo hacer una aclaración: lo que van a leer es mi opinión personal, basada en mi experiencia como blogger. Quiero decir que soy consciente de que dichos consejos no provienen de una gurú o “egoblogger”, ni pueden utilizarse como un manual de blogging. Dicho esto, pongámonos manos a la obra.

Ah, una cosa más: hoy sólo veremos unas pinceladas sobre el arte de bloguear. Y digo arte porque no es una actividad que se pueda tomar a la ligera, ya que requiere de tiempo, dedicación y mucho cariño. No es una obligación en sí, pero en cuanto seas consciente de que tienes una audiencia, te deberás a ella. Porque no me dirán que quieren un blog para autocontemplarse. ¿Verdad que no? Uf, estoy a punto de irme por las ramas y empezar a disertar, para variar, sobre el “egoblogging“. Pasapalabra.

Continue reading “¿Me das un consejo para ser blogger? (1ª parte)”

¿(Nos) vendemos los “bloggers”?

Ahora que está de moda la combinación (fatal) de términos “neutralidad+ Red”, he realizado el “sano” acto de reflexionar sobre la interesante relación que han establecido las marcas con los bloggers. Corregidme si me equivoco, pero es una relación que está muy afianzada en los blogueros de moda y MUA (make up artists). No obstante, también se ha extrapolado la tendencia a los gurús (líderes de opinión, influencers) y bloggers en general. Evidentemente, tienen mucho que ver en ello las agencias de publicidad y marketing, ya que éstas se encargan de ser mediadoras entre la empresa y el bloguero “perfecto” para éstas.

No obstante, es de rigor puntualizar un elemento antes de meterme en materia: un bloguero no es periodista. Se los dice una Licenciada en Ciencias de la información (rama Periodismo), es decir, periodista hasta la médula por vocación y por carrera, que también se considera bloguera por méritos propios (¡ya son 7 años diseñando y gestionando blogs!); por tanto, me atrevo a afirmar que no debemos esperar ningún tipo de objetividad y/o neutralidad en blogs personales.  Sí, lo reconozco, a mí eso del “periodismo ciudadano” no me convence, que no significa que lo censure. Para nada. Cualquier ciudadano tiene todo el derecho del mundo, más en la Red, a exponer sus opiniones o de informar de algún hecho noticioso que haya llegado a sus oídos. Pero ¿dónde queda la interpretación de la noticia? Bah, éste no es momento ni lugar para debatir sobre esta denostada profesión. Ojo, mi más absoluto respeto y admiración por aquellos bloggers que luchan, desde las trincheras de sus blogs, contra la censura, arriesgando incluso sus vidas. Ése es otro tema.

Continue reading “¿(Nos) vendemos los “bloggers”?”

Sois una panda de desvergonzados

¿Por qué en Internet muchos no tienen reparo a la hora de “exhibirse” de manera indecorosa? Es un tema controvertido donde los haya, porque los que no lo hacen los tachan de egotistas o maleducados. No obstante, la cuestión es más compleja de lo que parece, y tiene mucho que ver con la psicología humana (como todo en la vida). Fijo que mis lectores psicólogos o psiquiatras disfrutan mucho analizando este “peculiar” comportamiento. Pero para los que no sois expertos y os interesa dicho tema, os daré unas pinceladas de las que yo considero las causas fundamentales de dicha actitud (mis conocimientos en psicología se remontan a un par de asignaturas en Trabajo Social, espero sepan disculpar mi atrevimiento):

“Soy anónimo/a”: percepción ilusoria sin lugar a dudas. Paradójicamente, es más sencillo ser “invisibles” en nuestro entorno social que en la Red. Cualquier avispado usuario puede saber desde dónde nos conectamos o si nuestro nombre, apellidos y DNI figuran en el BOE (o BOC, en el caso canario). Aun así, algunas personas se muestran de manera indecorosa, soez y desvergonzada, creyéndose “anónimos” tras un ordenador. Craso error.

Continue reading “Sois una panda de desvergonzados”