Fotorrejuvenecimiento con luz pulsada (IPL) de No+Vello Tenerife

Siempre he procurado cuidar la piel de mi rostro y, pese a que me bronceo fácilmente, no significa que le pueda dar cualquier tipo de (mal)trato. Por ello, cuando No+Vello Tenerife me propuso conocer el tratamiento de seis sesiones de fotorrejuvenecimiento facial con IPL (luz pulsada intensa), me atreví a probarlo. Y ha sido la mejor decisión que he tomado en muchísimo tiempo 😉

El fotorrejuvenecimiento facial con IPL consiste en la aplicación de luz intensa que penetra en la dermis sin dañar la capa superficial. Tras la tercera sesión —con 2o días de descanso entre cada una—, ya se notan sus beneficios, debido a que el calor que transmite el haz de luz crea nuevas fibras de colágeno y elastina que, y cito textualmente su folleto informativo, «reconstruye las microrredes que componen la dermis y la epidermis, reorganizándolas y consiguiendo un efecto relleno mediante un engrosamiento y realineación de la piel desde el interior». Gracias a esta innovadora tecnología, mi piel empieza a rejuvenecerse o, para ser precisos, a prevenir los efectos del enjecimiento. A mi edad, aún no tengo arrugas y líneas de expresión definidas, por lo que estoy en el momento justo de retrasar su aparición  —para quienes las tienen, es la mejor forma de reducirlas y recuperar la luminosidad—. Sí debo reconocer que, como he abusado en su momento del sol (¡muy, muy mal por mi parte!), tengo algunas pecas que poco a poco se están atenuando; de hecho, mi rostro, sin maquillaje, se empieza a ver más saludable —pero debería dormir más.

Y aunque todavía debo esperar a finalizar todas las sesiones —os recuerdo que son seis en total—, sí quería compartir estos primeros y fantásticos resultados. Recomiendo solicitar una prueba gratuita, ya que realizan una valoración del tipo de piel, cuál es el tratamiento más adecuado y ofrecen un magnífico tratamiento para limpiar la piel en profundidad. ¡No puedo estar más satisfecha con el trato de No+Vello Tenerife! Y los que me conocéis, sabéis que no suelo regalar reseñas positivas. En una próxima entrada, publicaré fotografías de mi piel tras finalizar todas las sesiones. Ahora, un adelanto con este vídeo en el que podéis comprobar lo fácil que es una sesión de fotorrejuvenecimiento con IPL.

Capturas de los cinco pasos del breve vídeo:

#1. Limpieza facial: antes de comenzar el tratamiento es recomendable realizar una limpieza profunda. La tecnología de ultrasonidos de No+Vello Tenerife ahorra los pasos del método clásico —de hecho, tan solo dura 15 minutos el proceso— y da mejores resultados. Garantizado.

#2. Con un lápiz de color blanco, se cubren ciertas zonas del rostro como las cejas, labios y lunares de la luz IPL

#3. El gel conductor permite que la luz penetre y haga su cometido. No está frío: está helado 😉

#4. El tratamiento en sí. Dos vueltas por todo el rostro y ¡listo! No duele, sientes unos “pinchazos” que, tras cada sesión, se toleran mejor. 

#5. Me encanta este paso: hidratación con productos específicos para regenerar y, además, protector solar. Es muy importante no tomar el sol 20 días antes y después de cada sesión. Además, se recomienda no realizar este tratamiento en pleno verano, salvo si te proteges al 100 %.

¡Y listo! En la 6ª sesión, fotografías y nuevo vídeo 😉