Bonome y el turismo médico

El pasado 1 de julio, la Dra. Elizabeth García Bonome abrió su segunda clínica en la Isla, la Clínica Bonome Tenerife Sur, dirigida a pacientes residentes en el sur de la Tenerife, tanto españoles como extranjeros, y que ya tienen acceso a los mismos servicios que en Santa Cruz sin tener que desplazarse. 

El aspecto más significativo de esta apertura es su vocación de convertir a la Isla en uno de los enclaves españoles de llamado “turismo médico“, en el que ya están posicionadas ciudades como Marbella y Barcelona; así, la Dr. Bonome contribuye a la diversificación de la economía canaria: es fundamental continuar “desmarcándonos” del trillado concepto de “sol y playa“, y propiciar el crecimiento de mercados no generalistas como el golf, el wellness, lgbt e innovación -sobre este úĺtimo, hay una importante apuesta por parte de las instituciones canarias. Por lo tanto, el buen clima y la amabilidad que nos caracteriza a los canarios contribuyen a que el Archipiélago sea un destino privilegiado para consolidar nuevos sectores turísticos, como es el caso del médico.

Enclave estratégico para el turismo: Costa Adeje

Durante la presentación de un láser en la Clínica Bonome (al fondo, la doctora)

Costa Adeje es una zona  turística de élite  en Tenerife, por lo que la ubicación de la Clínica -en  el Centro Comercial  San  Sebastián- ha sido completamente estratégica. En lo que se refiere a sus servicios, Bonome está especializada en seis unidades asistenciales:  cirugía capilar,  ginecoestética,  medicina  y  cirugía estética, láser  médico,  nutrición y wellness. Y hablo con conocimiento de causa: he iniciado un tratamiento estético, que consiste en una serie de peelings químicos (compatibles con el verano) para finalizar con un láser facial y así atenuar las manchas del sol -¡hay que usar siempre protector!- y borrar mis pocas cicatrices de un acné hormonal bastante tardío (a los 23 años… ejem). Respecto a mi tratamiento, sí, narraré el proceso y los resultados -aún necesito otro peeling para poder opinar al respecto.

Poco más que añadir, salvo que probéis por vosotros mismos los servicios de la Doctora, una auténtica profesional, muy comprometida con su trabajo, su pasión. Igualmente, Tenerife siempre es una buena opción, pero si, además, queréis poneros en manos de los mejores, Bonome es mi recomendación (además, este post no está patrocinado; es una iniciativa personal). 

Cualquier duda, aquí su página web: clinicabonome.com