Press "Enter" to skip to content

Month: January 2014

Jodida metafísica

26/07/2011

Visualizo la pirámide de Maslow cuando escribo sobre algún aspecto relacionado con el existencialismo. No me pregunten el porqué. Cierto es que en la universidad nos la metieron por los ojos, hasta decir basta. Para muchos es un dogma, un método para alcanzar la autorrealización. La cúspide de la pirámide, dicen. Oh.

Para alcanzarla hay que satisfacer, en primer lugar, las necesidades fisiológicas, de seguridad y afiliación, íntimamente relacionadas con la irracionalidad. A medida que nos acercamos a la cima, el sentido de la vida y la autoestima hacen acto de presencia para juzgar si nos percibimos como seres realizados. Cansina escalada. Tictac, tictac.

Confianza

27/01/2011

Confianza. Se me han ocurrido muchas formas de enfocar sus letras, pero todas acaban ahogadas por lo frugal de mis pensamientos. Más ahora que los relojes se han confabulado contra mí. Mientras escribo me pregunto: ¿dónde quedan mis días?

Días con forma de recuerdos que perecen bajo la losa de un triste presente; un presente mentiroso, hastiado, ignorante del sentido de la existencia. Entre los escombros de ciudades destruidas, entre las lágrimas derramadas por hermanos, la confianza se extingue como la llama de una vela. Porque la confianza construye frágiles lazos. Unos lazos que acaban hechos jirones bajo la mirada atónita de quien creía tenerlos bien sujetos.

Plagio

07/12/2010

Uno. Si uno de los rasgos que nos diferencia del resto de los animales es la creatividad, es lógico que todos tengamos la capacidad de desarrollarla. Sobra decir que algunos tienen el don natural de la fluidez creativa, mientras que otros deben ejercitarse, a veces de sobremanera, para utilizarla (y ni por esas).

Marta Orlowska

Marta Orlowska

Fotógrafa que refleja en sus imágenes un universo onírico muy similar al que pretendo transmitir con mis palabras. Su trabajo está impregnado de un inusual simbolismo, con ricos matices que juegan con la imaginación del observador.

WEB | FLICKR

Escribir

6/11/2010

Poco a poco estoy recuperando el hábito de escribir. No pensé que costara tanto, pero todo es cuestión de dejarse llevar y olvidar, aunque sea un rato, de la cotidianidad. Cada vez me gusta más el lugar que es ahora mi hogar; es más, no percibo este piso como algo nuevo en mi vida, sino como mi anhelado rincón. Supongo que eso es bueno para recuperar la disciplina. Y aunque no tenga nada que decir, es de rigor escribir (ficción) todos los días; como en cualquier profesión o deporte, la práctica se hace indispensable para mejorar. Porque quién sabe si entre esos garabatos surge algo bueno.

‘La palabra más hermosa’

[…] La palabra más hermosa no es una historia de amor al uso. Es un retrato que te llega a las entrañas, una fotografía de guerra; de las historias humanas destrozadas por las bombas; de la sangre de miles de inocentes y de la barbarie cometida por soldados deshumanizados y entrenados para matar  sin piedad a sus congéneres. Es, además, el grito desgarrado de una mujer herida que soñaba con ser madre.

Querida Kitty

600x450_532196

Martes, 1 de agosto de 1944.

Querida Kitty:

«Un manojo de contradicciones» es la última frase de mi última carta y la primera de ésta. «Un manojo de contradicciones», ¿se­rías capaz de explicarme lo que significa? ¿Qué significa contradicción? Como tantas otras palabras, tiene dos significados, con­tradicción por fuera y contradicción por dentro. Lo primero es sencillamente no conformarse con la opinión de los demás, pre­tender saber más que los demás, tener la última palabra, en fin, to­das las cualidades desagradables por las que se me conoce, y lo se­gundo, que no es por lo que se me conoce, es mi propio secreto.

Extracto de la última carta del Diario de Ana Frank.

 

‘Tres tazas de té’

[…] Tres tazas de té toca de cerca la problemática subyacente en Pakistán: el nacimiento de los Talibanes y las diferentes etnias que «conviven» en el territorio. Los hechos mantienen un inusual enfoque objetivo, una forma deliberada de evitar los prejuicios y ofrecernos a los lectores una visión realista. Esto no significa que le reste posicionamiento en su lucha contra el extremismo y el terror a través de la educación; este es el eje fundamental del incansable Greg Mortenson.

En el vicio de escribir

Entradas publicadas en el 2009.
Nunca está de más recordar qué escribíamos a ciertas edades.

quixote4wnParte I.

[…] En el caso de la literatura, como aspirantes a literatos, es el momento cúspide para moldear la gran obra o, por el contrario, una más: sencilla, limpia, pura, otra del montón. Empero, en esa búsqueda del magnus opus, corremos el riesgo de caer en el vicio de la pedantería. Una pedantería inconsciente, como parte intrínseca de la retórica, verborrea y de los escritores con tendencias arcaizantes.

Parte II.

[…]  Los sufridores autores, los abanderados del dolor, nos recuerdan en cada palabra que nunca encontraron la felicidad o que si la tuvieron bastó parpadear para perderla. Nunca se sintieron plenos, dudaron de sí mismos, se aferraron a sus míserias como timón de sus plumas.

Parte III.

[…] No siempre tiene que haber mensajes o enseñanzas de orden superior; la literatura es un momento de simbiosis entre palabras y la percepción personal. Más allá de personajes o situaciones, es un mensaje con valor universal, inherente a la razón humana. Un valor del cual se desprende el escritor y del que apropia el lector. Son emisores altruistas, alimentan el apetito insaciable del receptor.