Press "Enter" to skip to content

Category: Hiperbreve

Razón

Solo conozco lo absurdo.

La búsqueda de un sentido, de una razón por la que vivir o morir.

Primera persona

Soy primera persona.

Despedí al narrador omnipresente;  deseo que palpes mi angustia.

Que estés aquí, sometido a mis líneas.

Abandono

Poco importa cuántas veces deseó tenerla entre sus brazos.

Poco importa cuántas veces le dijo te quiero y la colmó de besos.

Solo importa que la abandonó a merced de las bestias.

Estupidez

Me puedo recrear en la estupidez de terceros o en la mía propia, a modo de ociosa catarsis.

Caprichosa

Lo quiero ahora, en este momento, no más tarde, sino en este instante.

Si no es ya, no lo quiero. Quédatelo.

Dímelo. ¿Por qué no me lo dices?

Está bien. No me lo digas. No me interesa.

Caprichosa. Solo eres una vulgar caprichosa.

8 de septiembre de 2005.

Narrador

Estoy harta de estos ojos escrutadores que esperan mi caída.

Me los arrancaría para dárselos al narrador.


Burlesque

La novata pretendía asombrar, con su espectáculo burlesque, a un jurado formado por diabólicas sombras envueltas en una nube de malolientes cigarrillos; un perturbador jurado que, sentado tras una gran mesa de añeja madera, enmudecía de libidinosa expectación.


Ego

No puede desprenderse de lo que es inherente a su ánimo.

Toda lucha es en vano contra la pulsión latente del ego.

Voz

Me he reencontrado en una voz ajena.

Una voz remota… Un grito contenido.


Atracadoras

Agolpadas en mi lengua, rasgándola, devorándola, me piden a gritos escapar para atracar tu corazón. «Yo también te quiero», te respondo, ridículamente emocionada.

Pensando en domingo

«A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y, de pronto, toda nuestra vida se concentra en un sólo instante».

Oscar Wilde.

Persistencia de la memoria (1931), Dalí.

Hoy es domingo, lánguido día de la semana, y los relojes se antojan perezosos. El tiempo no pasa, se dilata, se diluye en el espacio. En realidad, esto sólo ocurre a primeras horas de la mañana. Cuando cae la tarde, el cronos recupera con fiereza su poder y acelera el devenir de los segundos. Estos se escurren entre los dedos y, sin apenas darnos cuenta, estamos de nuevo en el inicio del todo y la nada: lunes.

Cuadro: “Persistencia de la memoria” de Dalí.

Escrúpulos

Raíces de estilo surrealista y de mínimas dimensiones, Frida Kahlo.

He decidido exponerle la gravedad del asunto. No me importa su reacción, es más, si fuera necesario le arrancaré los escrúpulos… Si se atreviera a tenerlos.

Cuadro: “Raíces de estilo surrealista y de mínimas dimensiones” de Frida Khalo.