Todos somos resilientes

Publicado en TenerifeAhora (eldiario.es)

La exposición pública online como desafío ante la adversidad, como terapia extrema e inusual de quienes, cada día, libran cientos de batallas contra la sociedad y sí mismos… No encuentro otra forma de definir a esas personas que se colocan voluntariamente en el paredón de las redes sociales, frente a la masa de opinantes, algunos anónimos y otros identificados, pero con el denominador común de carecer de empatía y, mucho menos, de filtros. Sus comentarios son dardos envenenados de crueldad y procuran acertar en la diana para causar el mayor daño posible. Otra cosa es que finamente lo consigan.

Leer más

Techo de (ego) cristal

Texto de opinión publicado en Tenerife Ahora

En las últimas semanas, los medios de comunicación han exprimido la metáfora techo de cristal, que todas las mujeres con aspiraciones profesionales conocemos bastante bien. Significa que, en algún momento de nuestra carrera en una empresa, no solo no podremos ambicionar ir a más, por mucho que el compromiso y los resultados hablen por sí mismos, sino que también descubriremos una serie de obstáculos, la mayoría insalvables, por nuestra condición de género: nunca se es lo suficientemente buena cuando el ambiente huele a testosterona, y la discriminación positiva poco puede hacer en un sistema en el que, históricamente, somos —y nos tratamos— como secundarias, acentuándolo, en mi opinión, la Web. Pero, antes de continuar, permitidme que presente esta columna que tengo el honor de escribir para este nuevo medio.

Continue reading

Dieta digital

adictos smartphone

09/08/2014

[S]uperada la cansina operación bikini con la que nos atosigan en los meses previos al verano, llega la dieta digital: una ristra de artículos sobre cómo desconectar del smartphone u ordenador y así no arruinar lo que queda de vacaciones. Uno de los decálogos más replicados en diversos medios (como en el Antigurú, blog de El País), es el de Daniel Sieberg, experiodista de tecnología de la CBS, en el cual explica cómo detectar y superar la adicción a la permanente conectividad.

Continue reading

Exigiendo témporas (políticos en Twitter)

[L]os analistas cuantifican todo aquello que sea susceptible de ello; hasta las opiniones. Según estos profesionales, solo el 30 % de lo que se publica en Twitter vale la pena ser leído. El resto solo son teletipos narcisistas, críticas (des)constructivas y estupideces varias. “La dictadura de la opinión”, se aquejan los gafapastas. Hemos pasado de las cartas al director, comentarios en las noticias digitales o incluso los foros, a un entorno en el que la verborrea se confunde con la libertad de expresión.

Y aunque no debería pillarnos por sorpresa que los esperpentos utilicen el anonimato para difamar e insultar, el Panem et circenses no está dando resultado. Algunos políticos se quejan de vejaciones, y que la red microblogging parece el salvaje oeste. Indefensión es lo que sienten, y esa es la razón por la que una alcaldesa convino opinar sobre la inaceptable situación que vive la clase política en la Red; la culpa, como era de esperar, la tienen las personas que se atreven a pedir comida en servicios sociales ¡teniendo Twitter! ¡Con lo cara que es la banda ancha!

Continue reading

De la broma al ciberacoso

Acoso en Internet
 Internet no es un mundo «libre y sin perjuicios»/ SUJA (DA)
23/08/2013

[U]na broma pesada que permanece las 24 horas al día, los 7 días de la semana y que encima está amplificada por la viralidad orgánica de las redes sociales se convierte, en la mayoría de los casos, en ciberacoso. Así me lo definió en su día Ricard Martínez, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia y presidente de la Asociación profesional de privacidad, una voz autorizada en el Derecho al olvido. Es más, me advirtió sobre esta nociva actividad en Ia Red: «se puede generar un daño impresionante en niños introvertidos y tímidos». Y ejemplo de esto último ha sido el último suicidio de una joven británica, acosada en la red social de preguntas y respuestas Ask.fm.

Continue reading

Indigencia mental

Primer libro de actas

Foto propiedad de la RAE.
06/09/2013

[E]l abuso deshonesto del lenguaje se produce abundantemente, citando al académico y lexicógrafo Manuel Seco, «en la administración, propaganda política y publicidad». De carácter vectorial, es decir, dirigido a un receptor pasivo para ejercer sobre él una influencia (utilizando para ello los medios de masas; ahora, medios tradicionales), era, hasta la irrupción del dospuntocerismo, una de las principales preocupaciones de los lingüistas. No obstante, y aunque el cambio es constante en lo digital, la evolución de la lengua continúa utilizando algunos mecanismos tóxicos, con mayor visibilidad, en mi opinión, gracias a las redes sociales.

Uno de ellos es el eufemismo. Seco lo define como «una actitud de temor hacia el interlocutor, un cuidado de evitar causarle con las palabras cualquier forma de disgusto»; así, el emisor se ahorra que el receptor pueda «retirarle su benevolencia». Y es en Twitter, por ejemplo, donde se da este «magnificador de realidades no negativas»; sobre todo, siendo los tuits mensajes públicos con riesgo de ser fijados a través de capturas de pantalla. Se produce, por tanto, un «anquilosamiento de la facultad de expresión», no ayudando al desarrollo de una opinión crítica y libre por parte de los tuiteros. De igual modo, y aun asistiendo a una reciprocidad en la comunicación, los medios digitales favorecen sus rasgos manipulativos.

Continue reading

Adictos al aplauso ajeno

ladygaga_applause_video

17/08/2013

[F]acebook se ha convertido en un mediático objeto de estudio, ya que cada vez que un medio de comunicación publica algo sobre la red de masas, este se garantiza una ristra de visitas y comentarios —y, de paso, más metaviralidad para Zuckerberg—. El último estudio que ha destacado en las secciones de tecnología es uno de la Universidad de Michigan (UM): según sus investigadores, esta comunidad en línea socava el bienestar del usuario; es decir, no solo no contribuye a su desarrollo sino que lo deteriora, a pesar de que satisface la necesidad de conexión social. La muestra, formada por 82 adultos jóvenes, sentenció que, a más lo usaban, peor se sentían. ¿Será este el motivo del descenso de usuarios activos?

Continue reading