Convergencia de medios

En la década de los ochenta del pasado siglo, la irrupción de la tecnología digital propició un cambio radical en las infraestructuras en la prestación de servicios de las telecomunicaciones. Originariamente, cada red estaba diseñada para un determinado servicio audiovisual, evolucionando a redes que ofrecen simultáneamente telefonía y acceso a Internet. A este fenómeno se le denomina «convergencia», cuya definición se ha ampliado a otros niveles como el normativo, siendo este último un auténtico quebradero de cabeza para el legislador.

Esta nueva capacidad de las infraestructuras contribuyó a la paquetización de las telecomunicaciones a precios inferiores a la suma de los individuales. Así, la tasa de crecimiento de los abonados aumentó significativamente, lo que ha propiciado el incremento de los hogares con acceso a ofertas de televisión en abierto y de pago y a la banda ancha.

Seguir leyendo