En el vicio de escribir (I)

[C]uando el espíritu creador se apodera del álter ego, cientos de ideas empiezan a hervir en la cabeza; nos sumergimos en mundos caóticos donde, nosotros, como seres omnipresentes, tenemos el control de todo lo que acontece. Es entonces cuando las musas, ninfas, o como queramos llamarlas, se escurren entre los dedos a modo de palabras y/o dibujos.

En el caso de la literatura, como aspirantes a literatos, es el momento cúspide para moldear la gran obra o, por el contrario, una más: sencilla, limpia, pura, otra del montón. Empero, en esa búsqueda del magnus opus*, corremos el riesgo de caer en el vicio de la pedantería. Una pedantería inconsciente, como parte intrínseca de la retórica, verborrea y de los escritores con tendencias arcaizantes.*

El valor de la palabra radica en la capacidad que tenemos de transmitir el sistema onírico (con verosimilitud, coherencia) que bulle en nuestro interior. A veces, un texto sencillo es más capaz de lograrlo, que otro cargado de un excesivo lenguaje poético, donde el hipérbaton, la metonimia, los circunloquios y otras figuras literarias, dificultan la capacidad de descodificación -comprensión- del lector.

Todos somos susceptibles de caer en este vicio. Los efectos estilísticos siempre son bienvenidos, sobre todo, si dan sonoridad al texto. Sin embargo, aburren si la melodía es rimbombante. Sin querer hacer demagogia, muchos creen escribir bien, cuando en realidad sólo están floreando, coloreando y adornando textos vacíos, sin argumento, sin interés alguno.

Y aun teniéndolo (interés, digo), pecan en la creencia de que a más complejidad en el discurso, más cultura, oratoria o, en algunos casos, talento para escribir.

¿Te acosan los vicios de la escritura? ¿Qué haces para remediarlo?

….

Imagen: “Visiones del Quijote”, de Octavio Campo.

 

*Arcaizante: Fernando Lázaro Carreter denominaba así a los escritores que habían rehabilitado los usos que los escritores románticos del S.XIX hicieron del lenguaje medieval.

*Magnus opus: ver  “Sinfonía de un poeta alicaído”.


Safe Creative #0901312501219

10 years ago

34 Comments

  1. Yo normalmente suelo escribir de forma clara, que puede ser más fácil de comprender y también más fácil a la hora de escribir porque sólo necesito tener una idea interesante y plasmarla sin detenerme en ningún recurso, rima o lo que sea, para que la obra en su conjunto “luzca” más profesional por así decirlo. Como no soy una persona que lee muchos libros, al contrario, intento que lo que transmitan mis textos sea algo que yo leería 100 veces una tras otra sin “cansarme”. Entonces, tiene que ser una lectura fácil y con diálogos en los que no me detenga demasiado en cosas nimias o sin importancia. Tampoco detenerme en características o descripciones. Esto puede ser, bien porque me gusta escribir más relatos cortos (por eso de narrar algo sin irme demasiado por las ramas); o porque al no gustarme demasiado una lectura de “interminables” (muchas) páginas, intento que lo que yo escriba también sea accesible y no haga perder mucho tiempo al lector. Así, si le gusta lo que ha leído, se llevará un buen sabor de boca, y mi idea no habrá sido estirada demasiado. Y si no le gusta, tampoco le habré hecho perder demasiado tiempo, jejeje.

    Interesante artículo, y la continuación del link 🙂 Un beso.

  2. yo tengo muchisimos defectos.
    Escribo lo que pienso, asi que en mi impulsividad se incluyen frases mal hechas, puntos suspensivos, errores gramaticales.

    Pero quizá prefiero escribir lo que realmente siento en ese momento, antes pararme a corregir o a dar vueltas al texto.

    Ese es mi gran defecto. A veces me arrepiento de lo que escribo.

    Un beso Malalua. Tu blog es realmente magnífico.

  3. Hola Marta, es un placer que pases por mi blog.

    En este post no me refiero a los errores ortográficos, sino a los de estilo. Cada blog es un mundo, donde su autor elige la manera de expresarse. En tu caso, plasmas tus sentimientos y, aunque digas que tienes errores, me gusta tu claridad expositiva y los sentimientos que depositas en cada uno de tus escritos.

    En realidad, mi crítica es para los que se definen como escritores, y sobrecargan sus textos en un alarde de esnobismo y supuesta erudicción. Y aunque todos caemos (a veces, se me suele ir la mano con adjetivos y otras figuras) intento moderarme y ser autocrítica, porque el objetivo de mi página es la literatura, no expresar opiniones sobre temas generales o hablar sobre mí.

    Sigue escribiendo Marta, creo que para ti es una fuente de liberación y tratas temas muy interesantes.

    ¡Un besazo enorme!

  4. Yo suelo ser demasiado hermética, pero no hago nada para remediarlo, más bien al contrario… gracias por tu visita y tu comentario. Vendré más veces por aquí.

  5. Mi querida amiga interesante y acertado artículo, realmente nunca me he puesto a analizar la forma o estilo en que de pronto concibo un escrito, soy apenas un soñador que intenta escribir claro y transmitir emociones, he de cometer uno que otro pecadillo del cual desde ya me declaro culpable, sin embargo es educativo analizar esta parte que tu aclaras con tan descriptiva forma.
    Siempre es grato disfrutar de tu lectura.
    Un abrazo

  6. Por supuesto. No dejaré de tener defectos nunca, aunque tiendo a la sencillez. A veces me pierden los adjetivos…

    P.S. Gracias por la visita. El placer es mutuo. Tu blog promete mucho: aquí tienes a un seguidor, en potencia y en acto.

  7. ¡Qué tema! Siempre ha sido fuente de grandes controversias y peleas no sólo verbales. Personalmente pienso que todo estilo es válido. También creo que es necesario cometer todos los pecados literarios posibles para luego acceder a la redención de los mismos. Nadie aprende a andar en bicicleta sin caerse ni a nadar sin tragar un poco de agua.

    Saludos.

  8. Maine: gracias por devolverme la visita, es un auténtico placer. Personalmente, no me pareces hermética pero, claro, eres sólo tú quien te conoces realmente. A mí me encantan tus escritos 😉

    Mario Alexis: todos, absolutamente todos, nos equivocamos. Yo me refiero a los que no aprenden de sí mismos, sino se encierran en mundos tan complejos que a ver quién los entiende, jajaja. En mi caso, no puedo ser más autocrítica: me destruiría ^^

    Fer: ¡¡¡gracias!!! Con lo que me gusta tu blog y me dejas ese comentario. Un besazo y nos seguimos leyendo.

    Gabriel: yo también pienso que todo es válido, mientras seamos capaces de transmitir un “algo”, no sólo frases bien construidas. Es más, estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que dices de que primero hay que equivocarse para mejorar. Así es como intento aprender del arte literario. Muchas gracias por volver 😛

    Un beso a todos y los veo en sus blogs 😀

  9. Como pedante confeso, no me arrepiento de mi pedantería, me sale natural, nunca reviso para adornar lo que escribo pero… siempre reviso, una vez y otra vez. Y nunca quedo satisfecho del resultado.

    Interesante tema en cualquier caso, mejor incluso cara a cara que por escrito, se tiende a adornar menos.

    Besos

  10. Corrígemé si me equivoco, si engalano lo que sale por mi ano y lo corono con bellas citas plagiadas de eruditos famosos, ilustres mentes que me antecedieron en el arte del verso y que sabían lo que se cocía en las mentes de los simples, y dime si yerro al meter el dedo en la llaga que me supura al oído ideas vagas, sin sentido, que aturden las mentes pausadas de los pocos seres que cogen un libro entre las manos, los inteligentes receptores de nuestros desvaríos sin fronteras, deformes informes de locura traicionera.
    Corrígeme si me equivoco, y te estaré eternamente agradecido, me rendiré a tus pies y juraré por mi vida que eres alma cándida, dulce aroma que me trae la mañana para festejar la luz que se aproxima, ya cercana.
    Besos mariposeadores.

  11. Avatar: ¿pedante tú? La verdad es que no lo había apreciado. Y no lo digo con sarcasmo, me encanta como escribes 🙂

    Ecce Hommo: eso es a lo que me refiero (un ejemplo perfecto). Bien sabes tú 😉

    Saludos y gracias.

  12. Pingback: Por capítulos –
  13. Pingback: Anonymous
  14. Tomé la decisión más importante de mi vida el día que tomé la decisión de aprender español. Me abrió la puerta a muchas oportunidades en la vida que nunca se han derivado de no haber propuesto convertirse en bilingüe. Si usted está interesado en estudiar un idioma extranjero , esta web ofrece excelentes consejos que resultarán ser de utilidad en el dominio de una lengua extranjera: Lo que el Lenguaje para Aprender .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *